¿Por qué no un boom turístico en Chimbote?


Por Antonio Capurro

Chimbote es el paso obligatorio por vía terrestre cuando uno sale de Lima rumbo al norte. He nacido y crecido en este puerto que a mediados del siglo XX ostentó el título del puerto pesquero con mayor producción en el mundo. Después de la abundancia vino el despilfarro, la sobre explotación del recurso marino y la contaminación de la bahía, un alto costo de la falta de planificación. De mi ciudad natal, amigos de la capital solían referirse como ¿y huele no? O en el peor de los casos usaban apesta. Sin ofensas, por supuesto. Luego, a renglón seguido me preguntaban ¿y qué hay en tu pueblo de turístico? Podría haber dicho que una hermosa playa, un circuito cultural, un lindo museo, una restaurada estación del ferrocarril, el único balcón republicano que trajeron abajo, la Huaca San Pedro todavía no puesta en valor o muchas cosas más...algunas que ya no existen más que fueron parte de una identidad patrimonial cultural que se ha ido que forma parte del pasado que nunca forjó una memoria colectiva. Todo esto me lleva a preguntarme: ¿Qué le faltó a Chimbote para ser una ciudad turística? ¿Por qué no aprovechamos lo que teníamos a la mano? ¿Por qué no se hizo una política de conservación?

Ya han pasado siete años de esto, pero quisiera contar lo que en el 2010 sucedió cuando en en uno de mis viajes de Lima a Chimbote a la espera del bus en la agencia de viajes entablé conversación con un turista checo con quien conversé por espacio de una hora y me quedé sorprendido cuando al pedirle su guía de información, un libro de título Peru Guide (Guía del Perú) noté que no le recomendaban permanecer en la ciudad mucho tiempo además de alertarle sobre el olor de las fábricas pesqueras y la contaminación ambiental. Recientemente existe el proyecto de crear tres nuevos distritos en la provincia del Santa y uno de ellos sería San Pedro donde está la huaca del mismo nombre. 

De hecho que la Marca Perú no incluye a Chimbote ¿o sí? ¿Y es que cuál atractivo turístico potencialmente fuerte puede existir en el puerto pesquero a seis hora de Lima? A ver, si echamos un vistazo al Portal Web Institucional del Gobierno Regional de Ancash y le das click a la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo no encontrarás nada que te remita a Chimbote ni una imagen ni un texto motivador ¿entonces dónde queda la promoción del turismo oficial? Sin embargo, han sido otras fuentes no oficiales las que han asumido ese rol descuidado por más de 30 años ¿dónde? En las redes sociales, el terreno digital es donde la gente chimbotana ha empezado a mostrar a su ciudad. Con Facebook, Twitter, Youtube e Instagram podemos ver las fotos, vídeos y opiniones sobre los atractivos que podrían fomentar el turismo en Chimbote, como por ejemplo cuando supe en el año 2011 que existía visitas a la Isla Blanca, donde encontré una playa hermosa. 


En primer lugar el objetivo debe estar claro ¿qué deseamos comunicar, cuál es el mensaje? ¿De qué forma deberíamos ver al turismo en Chimbote? ¿Qué podemos ofrecer, un turismo vivencial, emprendimiento turístico, viajeros solitarios, tour gastronómico, turismo responsable? Campañas se han hecho miles, en Perú recordarán seguro los spots de Nebraska, pero les mostraré otros. en este caso un par, primero la de Navarra en España con sus "Maneras de vivir" del año 2008 y luego el sitio web oficial de turismo de Finlandia, una web súper atractiva. ¿Acaso no podemos hacer algo más ingenioso desde los organismos institucionales, o en qué se invierten los recursos, cuáles son las prioridades? ¿Qué es lo que no deben perderse en conocer los turistas locales y extranjeros cuando visiten la ciudad? Si vas a TripAdvisor encontrarás por ejemplo las 5 mejores cosas que hacer en Chimbote.

Las redes sociales han promovido la participación ciudadana y democratizado la red. Es hora también de crear una Agenda Turística Chimbote o la Guía Turística Chimbote en apps, revistas digitales o blogs de corte turístico que tenga actualización periódica e información pertinente y relevante, identificar cuál es la Marca Chimbote a través de nuestros valores históricos culturales, ¿es pedir mucho o hacer poco?

Fotos Crédito: Antonio Capurro

Comentarios

Entradas populares